+0 332 548 954

contact@site.com

Lunette De Vue Ray Ban Ronde Homme

Dej los restos en la mesa, fuera del plato, y encendi un cigarrillo que fum al tiempo que beb grandes sorbos de bebida. La brisa se hac m fresca porque estaba mojado, disfrutaba como si de la playa se tratara. Eruct un par de veces pensando en la vez que hab estado en la playa con Elena, despu borr a Elena de la escena, que bien merecido se lo ten y se r As val la pena vivir..

Quién dijo que los milagros no existe? Desde luego quién realizara esa afirmación no jugaba al golf. Milagro ha sido la recuperación del golf El Prat que tras sufrir una tormenta monumental hace apenas cinco meses, que destrozó el campo y derrumbó miles de árboles, renació de sus cenizas, cual Ave Fénix para acoger este Open de Espaa de Golf. Milagro también que por la maana de esta segunda ronda, Sergio García estuviera durmiendo en casa y varias horas después con +3 pase el corte para alegría de la afición espaola.

De tal modo, pocos recuerdan que en Cuba la deuda externa en moneda convertible era pr inexistente en los a 60 del pasado siglo, totalizando solamente 291 millones de d en 1969.1 En el bajo nivel de pr otorgados al pa durante los diez primeros a de la Revoluci hab incidido el bloqueo econ de Estados Unidos, pero tambi las reclamaciones de firmas extranjeras producto de los procesos de nacionalizaci llevados a cabo por el gobierno.En la medida en que se lograron acuerdos para indemnizar la propiedad de los due de las firmas nacionalizadas que durar hasta los a 80 y que no incluy a empresas norteamericanas debido a la hostilidad del gobierno de los Estados Unidos comenzaron a crearse condiciones para capitalizar el pa a trav de un masivo flujo de financiamiento externo ante la insuficiente capacidad de ahorro interno.Por otra parte, los acuerdos alcanzados con la Uni Sovi en diciembre de 1972 permitieron posponer el pago de la deuda con ese pa hasta 1986, para liquidarla en 25 a sin intereses.Ello, junto a la firma de otros convenios para financiar importantes inversiones en el pa y a la indexaci del valor de las exportaciones cubanas con las importaciones sovi acordada en 1976, cre condiciones favorables para tomar nuevos cr en moneda convertible se estima llegaron a entre de 4 250 y 4 750 millones de d en los a 70 y asumir el pago de esa nueva deuda, que se elev a 2 914 millones de d a mediados de 1982 y cuya amortizaci pas a cubrir el 8,8% del valor de los ingresos externos en 1975, elev al 28,1% en 1981.A inicios de los a 80 se desat en Am Latina la crisis de la deuda, al elevarse abruptamente los costos del financiamiento externo. Esa situaci afect tambi a Cuba que embargo logr una renegociaci favorable de sus adeudos con el Club de Par entre 1982 y 1986.No obstante, en ese a se paraliz el pago de esos cr a partir de la posici injerencista de los acreedores en la pol econ interna de nuestro pa Ello llev consecuentemente a que en la pr se redujeran a un m los cr en moneda convertible y a que Cuba suspendiera el pago del servicio de la deuda en 1987. En 1989 la deuda en esa moneda alcanz 6 165 millones de d de los cuales ya el 38% era deuda vencida y no pagada.A pesar de las dificultades financieras en moneda convertible que se agudizaron en la segunda mitad de los a 80, y de un deterioro marcado en las relaciones econ con la Uni Sovi las condiciones de financiami