+0 332 548 954

contact@site.com

Ray Ban 3449 Lens Screws

Por imperiosa necesidad del esp no sabr vivir sin acceso a las artes.La emoci m profunda, junto con la gloria patria, nos la provoca constantemente el contacto con la creaci art Personalmente no puedo separar el sentido de plenitud, incluso de felicidad, de un disfrute est determinado. Y si es cultura cubana, el goce se multiplica.Lo que quiero decirles es que durante estos meses, estos d estas horas, m de una vez nos hemos sentido entre ustedes, compartiendo lo que expresan y comprometidos con lo que hacen.Y por lo que dicen y lo que hacen, s que muchos de ustedes, alguna vez, pueden haberse sentido en nuestro lugar, desafiados a dar continuidad a un proceso hist de un impacto y alcance universal y de un liderazgo solo comparable a la grandeza de la Revoluci misma, hecho cultural superior que transform desde la ra a una naci peque y atrasada en una indiscutible potencia mundial, no por sus recursos materiales, sino por sus recursos humanos y sentimentales.Nosotros cuando miramos al mundo y repasamos la historia podemos decir: milagro de pa en qu gran pueblo nos hemos convertido! Es lo que nos ocurre cuando asistimos a una funci de ballet o danza, a conciertos de m lo mismo en un gran teatro que en uno de nuestros barrios; a obras teatrales, a estrenos de cine, a ferias del libro, de artesan a galer a descargas de rumba o a escuelas de arte.Un pa bloqueado durante seis d perseguido con sa y alevos hasta en la gesti de medicamentos infantiles, acribillado medi por los medios m influyentes del planeta, no se ha conformado con resistir y sobrevivir. Como ya dije una vez:una Revoluci que puede presumir de haber sido contada y cantada, desde sus or con el talento y la originalidad de sus artistas y creadores, int genuinos de la sabia popular y tambi de las insatisfacciones y esperanzas del alma cubana.as seguir siendo.

El terror comenz el dia en el que dejamos de quejarnos y asumir un «es lo que hay» o a entonar en todos los rincones y comidas familiares los «pero bueno. Vas a hacer?» con resignaci de las anteriores generaciones ahogadas en las mentiras que les vendieron, el dia de la sumisi fue el dia que todas las generaciones posteriores fueron vendidas barat como carne de corporaci de jovenes sumisos y totalmente analfabetos. «Torcuatos» profesionales y emocionales de personas que teclean la tecla correcta, la que le obligan a teclear sin saber que ocurrir al otro lado ni como funcionaba esa m los poderes f saben que la verdadera informaci es poder..