+0 332 548 954

contact@site.com

Ray Ban Top Sunglasses

Fue en vano. Habrá un antes y un después. Los cazadores espaoles, junto a las gentes del campo, venidos de todos los lugares de Espaa, dieron muestra de su fortaleza, se su unidad y de su saber estar en la Castellana en una marcha multicolor, vibrante, de emoción campera y de orgullo por ser lo que son exigiendo que el acoso, el desprecio y la persecución cejen contra su colectivo..

Claro que ser dif avanzar en estas ideas mientras sigamos hablando de basura, de baches, de malos servicios, de paros administrativos, de patentes, de calles oscuras, de fuentes apagadas, de baldosas flojas, de nuevos ensayos de limpieza. Ser muy dif que te crea mientras estas cosas est sin resolver. Y el tiempo pasa y las ciudades avanzan y con ellas los pa y viceversa, o por lo menos as deber ser.

Termino de leerlo con la felicidad que se siente al descubrir una verdad que ya se sab y al dar vuelta la hoja encuentro un postfacio de Onetti, donde dice que la vuelta de tuerca debe hacerla el lector. La vuelta se da sola si uno es capaz de introducirse en la historia. Y no cuesta demasiado, dada esa extra habilidad onettiana de mostrarnos el lado oculto de las cosas describiendo el aspecto visible de las mismas..

Si los vecinos votan para expropiarme, será ilegal. Pero al menos sabré que algo estoy haciendo mal para que todos quieran que me vaya. Que en Catalua quieran votar para la independencia no es un problema de los catalanes, es una muestra de la inoperancia de la derecha espaola.

Es sábado y atardece. Estamos en un diminuto aeropuerto del Perú profundo. Llegamos con demasiada anticipación y todavía no podemos hacer el check in. En mi caso yo tengo una tarjeta específica para jóvenes de mi banco (la NX de Caixanova), con la que no cobran comisiones por sacar dinero de ningun cajero del mundo siempre y cuando sea de la red Euro 6000. Aquí en Espaa la he utilizado en muchos cajeros de otros bancos que no son el mío y nunca me han cobrado ni un céntimo, con lo cual funciona. Aunque en el extranjero, no sé.

Me condujo a la habitación vestuario y con premura me explicó qué hacer y cómo proceder. Dentro había un abuelete con una chica joven. Esperé que saliera. «Me quedé sin trabajo, sigo sin trabajo. Esta persona renunció, pero a mí lo que me interesa es pedir por mi trabajo. No tuve ninguna respuesta.

No me gusta el término nevera. Equivocarnos nos equivocamos todos, pero para evaluar a un árbitro es muy importante ver en qué te equivocas, cómo te equivocas y sobre todo cuándo. No es lo mismo un error en el minuto 1 que otro en la jugada final que decida el partido.